Desde Adeheco, nuestro empeño es la mejora continua de nuestros asociados y, esto, pasa por mejorar y aumentar la comercialización de sus productos ya sean elaborados o directos desde explotación, todos ellos con su certificación ecológica correspondiente.

De esta manera nos encontramos con dos tipo de productos ecológicos: los transformados y los no transformados.

Dentro de los primeros contamos con los siguientes productos:

 

- Jamones y chacinas.

- Aceite de oliva.

- Queso de cabra.

- Miel.

 

En el caso de los segundos, los no elaborados, de nuevo contamos con tres líneas:

 

- Ganadería: vacuno, porcino (sobre todo ibérico), ovino y caprino.

- Agricultura: Todo tipo de productos de huerta de temporada (tomates, lechugas, cebollas, pimientos, pepinos, calabacín...) cultivada de una manera tradicional, y cereales.

- Forestal: Aquí entrarían los futos propios de la masa forestal como pueda ser la castaña, el corcho y la madera.